aaaa

Control de la mujer durante el puerperio durante su estancia hospitalaria

 

 

    • Vigilancia diaria de involución uterina, loquios y mamas: si hubiera entuertos puerperales (más frecuente en multíparas) el tratamiento más habitual consiste en analgésico. Además, se instruirá a la puérpera en el cuidado y lavado de areola y pezón antes y después de cada toma. La subida de la leche se producirá entre el tercer y quinto día.

 

    • Estreñimiento: en caso de producirse su ginecólogo le prescribirá un tratamiento específico para el mismo consistente, la mayoría de las veces, en laxantes suaves.

 

    • Retención urinaria: si la mujer presenta este problema tendrá que ser sondada.

 

    • Control diario y asepsia de la episiorrafia: (herida producida por la realización de la episotomía).

 

    • Deambulación: es recomendable que esta sea lo más precoz posible para favorecer la recuperación y actuar como profilaxis de las tromboflebitis puerperales (inflamación de una vena que suele producirse en las mujeres que acaban de dar a luz).

 

    • Alta hospitalaria: si hay una evolución sin incidencias se producirá aproximadamente a 48 horas del postparto o bien 3 o 4 días si se ha realizado una cesárea.

 

    • Puerperio en una cesárea: se realizarán los mismos controles postoperatorios que en cualquier cirugía abdominal.

 

 

    • Información sobre la higiene perineal: esta se realizará con el antiséptico que indique el profesional médico.

 

    • Necesidad de ejercicio: durante este periodo lo más aconsejable es caminar y llevar una vida tranquila.

 

    • Baños: se informará a la mujer de que éstos no son aconsejables hasta el final del puerperio.

 

    • Supresión de la lactancia materna: esta se realizará tras consulta con el ginecólogo. Los fármacos más habituales para ello son la cabergolina o la bromocriptina

 

    • 7 – 10 días tras al alta hospitalaria: se debe acudir a la consulta ginecológica para revisión de mamas, aparato genital y episiorrafia dando el alta definitiva al mes y medio con una nueva exploración.

 

 

Dra. Carmen Herrera, ginecóloga del Hospital Nuestra Señora del Rosario