Adiós a las varices sin necesidad de cirugía

varices

El Servicio de Angiología y Cirugía Vascular las elimina por inyecciones de microespuma y pegamento.

Las varices son dilataciones permanentes de las venas, en cuyo interior se origina un acúmulo de sangre, lo que hace aumentar la presión y distiende sus paredes. Al dilatarse las venas y sus válvulas, la sangre no regresa al corazón y se estanca en las extremidades. Sus causas son varias, pero las más comunes son las originadas por las alteraciones degenerativas de los tejidos conectivos que conforman las venas, que se dilatan de forma progresiva.

“Entre las razones de su aparición se encuentran, entre otras, la herencia genética, el hecho de permanecer de pie durante largo tiempo, la estancia en ambientes de calor o las tromboflebitis previas”, explica el Dr. Salvador Sánchez Coll, quien integra, junto al Dr. Fernando Ruiz Grande, el Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Nuestra Señora del Rosario. “En él tratamos todo tipo de varices, tanto las grandes, como las antiestéticas y sus complicaciones, las úlceras varicosas”, continúa el especialista.

El tratamiento aplicado no requiere cirugía y se basa en la inyección de una microespuma y, en ocasiones, un pegamento. “Es cierto que la inyección de microespuma es ya un método consolidado por sus buenos resultados y por los largos años de experiencia. Lo nuevo es el pegamento, que representa un complemento importante para conseguir acelerar el proceso de eliminación de las varices más grandes”, abunda el Dr. Sánchez Coll, quien resalta que estas técnicas no precisan anestesia y se practican de forma ambulatoria: “El paciente pude seguir realizando su actividad habitual durante todo el tiempo”.

Aumento del grado de confort

Por si fuera poco, los resultados a corto y medio plazo y el grado de confort que se consigue son muy superiores a los que se alcanzaban anteriormente con la cirugía. Además, al ser poco agresivo y sin anestesia, resulta ideal para personas mayores. Hay que valorar igualmente el lado estético, pues hay una total ausencia de cicatrices al no producirse cortes quirúrgicos. “Es esencial, para que los resultados sean óptimos, que dicho tratamiento sea efectuado por médicos especialistas en angiología y cirugía vascular y con experiencia en esta técnica de fleboesclerosis con microespuma”, apunta el Dr. Sánchez Coll, quien concluye: “Este tratamiento de esclerosis con microespuma y pegamento representa la alternativa más moderna, más resolutiva y menos agresiva de las existentes para el tratamiento de las varices grandes”.

Compartir: