La cirugía tras la pandemia de Covid-19

quirofano post

quirofano post


El Dr. Alberto Muñoz-Calero alerta sobre patologías cuyo retraso en el diagnóstico puede sobrellevar a situaciones de alto riesgo

Una vez se ha reducido la presión asistencial que ha provocado la terrible crisis sanitaria del coronavirus, el Hospital Nuestra Señora del Rosario ha reiniciado, en condiciones de absoluta seguridad para los pacientes, minimizando al máximo los riesgos de contagio, las consultas y las cirugías no urgentes u oncológicas, suspendidas durante varias semanas. En este sentido, el Dr. Alberto Muñoz-Calero Peregrín, jefe del Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo, subraya la importancia de no dejar pasar más tiempo sin abordar todas aquellas patologías que pueden ser tan letales como la Covid-19 y cuyo tratamiento se ha podido retrasar a causa del confinamiento.

A su juicio, durante las semanas más duras de la pandemia, “la labor de los cirujanos se ha limitado, en la mayoría de los casos, a mantener una actividad quirúrgica dirigida a tratar tumores y patologías urgentes y preferentes que no podían esperar. Sin embargo, ahora se corre el riesgo de que se produzca una escalada de patologías de diagnóstico tardío y de consecuencias impredecibles”.

Los pacientes, por el estado de alarma y el obligado confinamiento, así como por el temor al contagio, están sufriendo los síntomas en casa, sin acudir a su centro de salud o al hospital y, en algunos casos, llegan a los Servicios de Urgencias en condiciones extremas. De ahí que el Dr. Muñoz-Calero, codirector del Instituto Madrileño de Ciencias del Aparato Digestivo (IMCAD) del Hospital Nuestra Señora del Rosario, alerte sobre otras patologías no tumorales cuyo retraso en el diagnóstico puede sobrellevar a situaciones de alto riesgo.

 

Recomendaciones

Por eso llama la atención de los pacientes para que, ante cualquier síntoma de alarma, dolor recurrente, pérdida de sangre, alteraciones no justificadas del ritmo intestinal, pérdida de peso, fiebre no relacionada con la Covid-19, pérdida de apetito y decaimiento, dificultad o dolor al tragar, etc., consulten inmediatamente con los especialistas en Cirugía General y del Aparato Digestivo o acudan a su hospital de referencia, pues evitarán complicaciones ulteriores.

“También deben actuar de igual modo todos aquellos pacientes ya diagnosticados de piedras en la vesícula sintomáticos o que ya han tenido alguna complicación; de enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) sintomático, con fracaso del tratamiento médico; de hernias o eventraciones sintomáticas que limiten la movilidad o de tumores ya diagnosticados y no intervenidos”, abunda este especialista, referente internacional en cirugía laparoscópica.

Compartir: