Los necesarios cuidados del corazón

Cuidados del corazón

Cuidados del corazón

El Dr. Álvarez-Vieitez alerta sobre los factores de riesgo: tabaco, colesterol, hipertensión arterial, diabetes, sedentarismo, obesidad y estrés

Aunque son suficientemente conocidas, no debemos perder de vista las cifras de mortalidad que presentan las enfermedades cardiovasculares en Europa, donde son la causa más frecuente de muerte (47% del total de los fallecimientos). En nuestro país, el 26% de las muertes se producen por enfermedades del sistema circulatorio, con mayor frecuencia el infarto de miocardio, seguido del Ictus y los tumores.

El Dr. Antonio Álvarez-Vieitez, jefe del Servicio de Cardiología Clínica del Hospital Nuestra Señora del Rosario, celebra los muchos avances en el tratamiento del evento agudo, con las unidades coronarias y de ictus, con medicamento que disuelven los trombos y con la implantación de stent que abren la arteria que se había ocluido. Pero va más allá: “Actualmente debemos intentar mejorar el tratamiento fuera del hospital con la colocación de desfibriladores en lugares donde haya acumulación de personas y entrenar a la población en la resucitación cardio pulmonar (RCP)”.

No obstante, lo más importante a su juicio para combatir la aparición de la enfermedad cardiovascular es prevenirla y para ello es preciso luchar contra los factores de riesgo:

  • El tabaco, que debe restringirse total y absolutamente. Desde el punto de vista vascular, fumar un solo cigarrillo al día aumenta el riesgo de una forma ostensible. “Si una persona fuma 20 cigarrillos y pasa a fumar uno, el riesgo no se reduce en 20 puntos, sino solo a la mitad. De ahí el riesgo aumentado de los fumadores pasivos”, aclara.
  • El colesterol. “Debemos fomentar desde la infancia la dieta mediterránea cardio saludable, evitando la comida rápida, rica en grasas saturadas, y tomar grasas poli insaturadas, como el aceite de oliva (crudo) o los alimentos ricos en omega 3 como el pescado (no suplementos de omega 3)”, recomienda este especialista. Cada día damos más importancia a tener niveles de colesterol muy bajo, sobre todo el LDL (colesterol malo) para evitar infartos, ictus y enfermedades vasculares periféricas.
  • La hipertensión arterial, que afecta casi a la mitad de la población mayor de 55 años y que debe combatirse con dieta pobre en sal, pérdida de peso y ejercicio, además de fármacos hipotensores.
  • La diabetes, sobre todo la tipo II del adulto. Para enfrentarla es importante la dieta, el ejercicio, combatir el sobrepeso y, lógicamente, el tratamiento farmacológico.
  • El sedentarismo debe combatirse fomentando la práctica de ejercicio desde la infancia y sabiendo que es suficiente con cuatro horas y media de paseo a buen ritmo a la semana. “A las personas que no les guste el ejercicio les diría que moverse, aunque sea tranquilamente y despacio, es mejor que estar sentados o tumbados muchas horas”, asegura el Dr. Álvarez-Vieitez.
  • La obesidad, sobre todo la abdominal, pues en el abdomen se atrincheran unas células grasas que son muy tóxicas para las arterias (citoquinas).
  • El estrés como situación vital es un factor de riesgo sobrevalorado que puede favorecer los otros factores de riesgo (aumentar la presión arterial, la obesidad, la falta de descanso, etc.) y se debe combatir con técnicas de relajación y atención psicológica.

“Como colofón, recomendaría la abstención total del tabaco, hacer ejercicio y mantener el peso”, concluye el cardiólogo, quien da un mensaje de optimismo: cada día aumenta en España la esperanza de vida, entre otras razones porque están disminuyendo las enfermedades cardiovasculares”.

Compartir: