El comité de tumores

comite oncologia

comite oncologia

El hospital cuenta con comités que abarcan diferentes ámbitos de la patología oncológica

El diagnóstico y el tratamiento de los tumores resultan cada vez más complejos. Pese a los avances para todas las patologías oncológicas, los especialistas en las distintas áreas necesitan tener en cuenta que cada enfermo es diferente y que es sumamente necesario debatir de forma abierta con todos los profesionales implicados en la enfermedad los pros y los contras de las decisiones terapéuticas a adoptar.

Un comité de tumores es un conjunto de reuniones programadas periódicamente, en las que se efectúa una revisión de cada caso para llevar a cabo un abordaje multidisciplinar y, de esta forma, formular los planes que se pondrán en marcha para la curación del paciente. Puede incluir un oncólogo médico, un cirujano, un radiooncólogo, un radiólogo, un anatomopatólogo y, además, otros especialistas afines. Del comité se extrae una opinión colegiada que con posterioridad se traslada al paciente y sus familiares.

Ahora mismo, los mejores resultados en la lucha contra el cáncer se obtienen a través de un tratamiento individualizado, conociendo todos los matices. De ahí que en estas reuniones cada uno de los especialistas aporte toda la información que conoce y maneja, todos los detalles que resultan cruciales.

El Hospital Nuestra Señora del Rosario cuenta con comités que abarcan diferentes ámbitos de la patología oncológica: tumores cerebrales, digestivos, de mama y ginecológicos.

¿Qué ventajas tiene?

La evidencia señala que este abordaje multidisciplinar, dentro de un equipo que engloba todas las disciplinas que afectan al paciente, contribuye a mejorar su supervivencia y su calidad de vida. El reto personal de cada profesional implicado en dicho manejo es, pues, comprometerse para aportar al enfermo todas las opciones terapéuticas posibles, para tomar las mejores decisiones y que el propio paciente se  implique en las mismas. Todo se encamina a la excelencia en la calidad existencial y asistencial al paciente, la búsqueda de su recuperación, la mejora en su día a día y que pueda continuar con su vida.    

Compartir: