“El TAC de tórax de baja dosis tiene una capacidad de detección de la COVID comparable a la PCR”

tac hnsr

tac hnsr

Declaraciones del Dr. Vañó, director médico de TC y RM, sobre el papel de la radiología en el diagnóstico del coronavirus

El Servicio de TC y RM del Hospital Nuestra Señora del Rosario, que dirige el Dr. Eliseo Vañó, cuenta con tecnología de última generación para brindar una atención de excelencia a los miles de pacientes que anualmente pasan por sus instalaciones. En una amplia entrevista publicada en el diario El Periódico, el director médico del servicio explica la importancia de la radiología durante la pandemia, al apuntar que ha sido un pilar fundamental en el diagnóstico de la Covid-19.

En concreto, el Dr. Vañó afirma: “Ciertamente, la radiología es un pilar fundamental en el diagnóstico de la COVID-19. La radiografía simple de tórax se hace a todos los pacientes con síntomas respiratorios y nos aporta una valiosísima información pronóstica que permite decidir el manejo de los pacientes y cómo van evolucionando en el tiempo (incluyendo pacientes ingresados graves). La Ecografía Pulmonar se ha abierto camino y ha sido una útil herramienta, accesible (a pie de cama) y muy fiable en buenas manos”.

 

Papel del TAC durante la pandemia

De igual modo, subraya la relevancia del TAC cuando se sospechan complicaciones, por ejemplo, trombóticas, o el TAC de tórax de baja dosis para estudiar cómo ha quedado el pulmón una vez superada la enfermedad. “Incluso al principio de la pandemia, cuando las PCR no estaban tan disponibles, se utilizó como alternativa para clasificar pacientes, puesto que tiene una capacidad de detección de la enfermedad comparable a dicha PCR”, destaca el especialista.

A lo largo de la interviú, el Dr. Vañó también pone el énfasis en el hecho de contar con tecnología de primer nivel facilitada por Bayer y en disponer del apoyo de esta empresa puntera. “Hemos tenido mucho apoyo, nos hemos sentido arropados y protegidos. Desde Bayer nos han compartido ideas muy útiles que se han usado en otros centros y que han ayudado al manejo de los pacientes”.

 

Ventajas para los pacientes

Además de los beneficios para los profesionales, el Dr. Vañó destaca la trascendencia para los pacientes de contar con los medios tecnológicos de que dispone el servicio que dirige en el Hospital Nuestra Señora del Rosario: “Para el paciente las ventajas son obvias: los estudios se hacen de forma más efectiva. Además de obtener un diagnóstico fiable, que es lo prioritario, están menos tiempo en la sala de exploración (no hay que repetir inyecciones de contraste), reciben menos dosis de contraste yodado, menos dosis de radiación. Incluso al optimizar las inyecciones, la posibilidad de extravasación es menor (una extravasación de contraste ocurre cuando se rompe la vena donde estamos inyectando y se queda todo el contraste en los tejidos del brazo o de la mano, resultando molesto y doloroso)”.

Si quieres leer la entrevista completa, pincha aquí.

Compartir: