Conociendo al Farmacéutico Hospitalario

Todos podemos hacernos una idea del trabajo que hace nuestro farmacéutico en su farmacia, pero ¿sabes que también hay farmacéuticos en los Hospitales? Vamos a acercarnos un poco a esta figura a través de Carmen Fernández, Farmacéutica Hospitalaria en nuestro centro.

La labor fundamental del Farmacéutico Hospitalario es la gestión y la distribución de los medicamentos a los pacientes ingresados garantizando su seguimiento farmacoterapéutico. Este es un trabajo para el que se forman durante cuatro años, con un sistema parecido al MIR que hacen los médicos, y que se conoce como FIR (Farmacéutico Interno Residente). Durante los cuatro años que dura su formación pasan por diferentes servicios y comisiones del hospital adquiriendo los conocimientos necesarios para poder asegurar la continuidad del tratamiento del paciente a lo largo de los diferentes niveles asistenciales y participando en la gestión y selección de los medicamentos mas idóneos, en cada caso, siempre valorando la seguridad del paciente.

Además se forma para la preparación de nutriciones parenterales y de la validación y preparación de productos citostáticos que se le administra a los pacientes, ya sea en régimen ambulatorio o en pacientes ingresados.

De esta forma, una vez que han terminado su formación y conocen cómo gestionar los distintos medicamentos, los FIR están preparados para estar al frente a una farmacia hospitalaria.

Desde el Servicio de Farmacia del Hospital los medicamentos se distribuyen a los pacientes ingresados, por un Sistema de Dosis Unitaria, que consiste en la dispensación diaria de la dosis de todos los medicamentos que necesita el paciente en el día, según la la prescripción médica, una vez que ésta ha sido introducida en el sistema informático. Esto facilita la validación y el seguimiento farmacoterapéutico y la trazabilidad del fármaco con su principio activo, dosis, lote y caducidad. De forma que la cadena es: el médico prescribe, la enfermera transcribe, desde farmacia se prepara el tratamiento y la enfermera lo administra .

¿Qué pasa si surgen dudas? También gestionamos las dudas que puedan surgir en el proceso de dispensación: modificaciones en la dosificación, interacciones… en coordinación con el control de enfermería y el médico que ha prescrito el tratamiento.

El tratamiento completo de cada paciente se distribuye en cajetines que se hacen llegar a la planta en la que permanece ingresado, donde se administra según la pauta establecida por el médico.

Toda la medicación que se emplea en los distintos servicios del Hospital, como Urgencias, UCI, Quirófano, Radiología…, se gestiona desde la Farmacia del Hospital, al igual que todas las mezclas de medicamentos parenterales que requieran una preparación especial como los citostáticos, fármacos inmunosupresores… Además dispensamos a pacientes ambulatorios la medicación de “uso hospitalario” necesaria para su tratamiento, recibiendo la adecuada información sobre el medicamento prescrito.

También preparamos todo lo necesario para hacer los tratamientos endovasculares de la Unidad de Terapia Endovascular de INEAMAD, que puede ser desde antitrombóticos, sueros, antiangregantes hasta analgésicos.

Todo para garantizar que la farmacia del Hospital siempre cuenta con todos los fármacos y demás elementos necesarios para el tratamiento que necesitan nuestros pacientes y que éstos reciben su medicación en la dosis y la pauta adecuada para su caso.

Carmen Fernández

Responsable de Farmacia Hospitalaria

Hospital Nuestra Señora del Rosario

Compartir: