He perdido el gusto y el olfato. ¿Tengo infección por COVID-19?

aosmia post

aosmia post

La anosmia afecta a un 20% de población adulta, como destaca la Dra. Paloma Pinacho Martínez, del Servicio de Otorrinolaringología

La pérdida de olfato, también denominada anosmia, es una patología que afecta aproximadamente al 20% de la población adulta y que en la mayoría de las ocasiones está ligada a una disminución para la percepción de los sabores de los alimentos (ageusia). Estas alteraciones, como subraya la Dra. Paloma Pinacho Martínez, del Servicio de Otorrrinolaringología (ORL) del Hospital Nuestra Señora del Rosario, “tienen un importante impacto en la calidad de vida de los pacientes, ya que puede influir en su estado de ánimo (ansiedad), en sus relaciones sociales e, incluso, en su propia seguridad”.

Como destaca la especialista, “la pérdida de olfato tras una infección viral es la segunda causa más frecuente de anosmia, afectando al 12-25% de los pacientes”. Además, existen más de 200 tipos de virus que pueden causar anosmia, casi todos en el contexto de un catarro común o de infecciones de vías respiratorias altas.

Anosmia y COVID-19

Con respecto a la actual pandemia por coronavirus, cada vez existe más evidencia de que un grupo importante de pacientes con infección por COVID-19 desarrolla anosmia/hiposmia durante la enfermedad, ya que se ha reportado un importante aumento de casos durante los últimos meses. “Muchos de estos individuos desarrollan la anosmia como único síntoma de COVID-19, por lo que este debe considerarse sugestivo de infección por coronavirus y se recomienda a los pacientes que sigan las actuales directrices de aislamiento para evitar la propagación del virus”, alerta la doctora Pinacho.

Tratamiento

En cuanto al tratamiento de la anosmia, la mayoría de los pacientes (entre el 30% y el 60%) recuperan el olfato de forma espontánea en los 7-14 primeros días, aunque la recuperación podría ocurrir hasta seis semanas después del inicio de los síntomas. Por esta razón, aclara la Dra. Pinacho, “no se recomienda el uso de ningún medicamento para tratar la anosmia en este periodo (los corticoides sistémicos están contraindicados en la fase aguda de la infección por COVID-19)”.

Algunos pacientes, sin embargo, no recuperan completamente su olfato. Esto ocurre de manera más frecuente en mujeres, en personas mayores de 40 años, en pacientes con pérdida de olfato de más de seis semanas de evolución e individuos con antecedentes familiares de enfermedades neurodegenerativas.

“A aquellos pacientes que no recuperen el olfato transcurridos unos meses desde el inicio del síntoma, se les recomienda acudir a consulta de otorrinolaringología para una exploración completa y plantear un tratamiento”, apunta la especialista, quien recuerda que el Hospital Nuestra Sra. del Rosario dispone de una consulta de diagnóstico y rehabilitación del olfato. Además, en estos momentos de confinamiento obligatorio, existe la posibilidad de realizar teleconsulta siguiendo las indicaciones de la página web del centro (https://www.hospitalrosario.es/especialidades/otorrinolaringologia/).

La rehabilitación de olfato ha demostrado eficacia en el tratamiento de hiposmias posvirales, siendo la mejor alternativa terapéutica para estos pacientes. Este tratamiento, que puede efectuarlo el paciente cómodamente en su domicilio, se basa en la estimulación repetida de la mucosa olfatoria con varios olores, que favorecerán la regeneración de la vía olfatoria.

“Es importante recordarles que, aunque hayan superado la infección por COVID-19, deberán seguir las recomendaciones generales de lavado de manos frecuente y de mantener la distancia de seguridad para evitar la propagación del virus”, concluye la Dra. Pinacho.

Compartir: