Información práctica sobre el COVID-19 para las embarazadas

embarazo coronavirus post

embarazo coronavirus post

Diferentes marcas y ciudadanos han expresado su solidaridad en estos días

En estos momentos de incertidumbre, provocada por la pandemia de COVID-19 y el estado de alarma en que se encuentra España, con la población obligada a permanecer en casa para evitar contagios, el Hospital Nuestra Señora del Rosario quiere insistir a la población en el estricto cumplimiento de las medidas dictadas por las autoridades sanitarias.

Seguramente, muchas  embarazadas están ahora mismo inquietas por la situación creada y tienen muchas dudas sobre cómo afectará el coronavirus al desarrollo de la gestación o al parto. Desde la Consulta del Doctor Martín Caballero quieren transmitir tranquilidad y pedir calma, precaución, y responsabilidad: “Estamos a vuestra disposición en nuestro horario de atención telefónica habitual y en el email para posibles dudas o consultas. A su vez, estamos desarrollando un sistema de consultas con videollamadas que estará disponible en los próximos días y del que se os mantendrá informadas”. 

Al ser un virus de reciente aparición (diciembre de 2019), la información de la que se dispone, aunque es cada vez mayor, está en constante revisión y evolución. Por ello, las recomendaciones son generales y pueden verse modificadas en función de si la normativa sanitaria así lo requiere: “Se intentará, en la medida de lo posible, teneros informadas de las modificaciones o actualizaciones que vayan surgiendo sobre el tema”.

 

Preguntas más frecuentes sobre COVID-19 durante el embarazo

 

 

  1. ¿Qué es el coronavirus COVID-19 y qué provoca?

El nuevo coronavirus (SARS-COV-2) es una nueva cepa de coronavirus que causa una enfermedad que se denomina infección por COVID-19, declarada pandemia por la OMS desde el pasado día 11 de marzo. La mayoría de las pacientes con COVID-19 tienen los síntomas propios de una gripe.  Es un cuadro principalmente respiratorio,  con un periodo de incubación medio de 5 días (rango 2-14 días).  La transmisión se produce fundamentalmente mediante gotitas respiratorias que no permanecen suspendidas en el aire y se depositan a menos de uno o dos metros. También por contacto directo de las mucosas con secreciones o con material contaminado con las mismas. Se ha descrito también  la transmisión intrahospitalaria (entre los trabajadores sanitarios). Más dudosa es la transmisión fecal-oral.

En cuanto su efecto sobre la mujer embarazada y su bebé, aunque no se dispone aún de suficiente información, todo parece indicar que no existe un mayor riesgo.

 

  1. ¿Las mujeres embarazadas son más susceptibles a las infecciones o tienen un mayor riesgo de desarrollar una forma grave de infección por COVID-19?

En el momento actual, no hay datos científicos que demuestren una mayor afectación o susceptibilidad de las mujeres embarazadas al virus. De hecho, este nuevo coronavirus parece afectar más a hombres que a mujeres. El embarazo de por sí implica cambios en el sistema inmunitario que pueden aumentar el riesgo de contraer infecciones respiratorias virales o de desarrollarlas de forma más grave, como es el caso de la gripe; sin embargo  los datos publicados  hasta el momento no han informado de formas más graves de COVID-19 en embarazadas respecto a la población general.

 

  1. ¿Cuáles son los efectos de la infección por COVID-19 durante el embarazo?

Existen aún pocos datos científicos publicados sobre los efectos del COVID-19 durante el embarazo, pero en el momento actual no parece existir afectación del virus sobre el desarrollo del feto: no produce malformaciones fetales. No obstante, la presencia de fiebre alta durante las primeras semanas de gestación (por cualquier causa), sí puede aumentar el riesgo de aborto espontáneo y de defectos congénitos.

 

 

     4. ¿Pueden las mujeres embarazadas con COVID-19 transmitir el virus al feto?

Hasta la fecha, y según los datos de los que disponemos, no parece existir transmisión intrauterina o vertical del virus de madre a feto (durante la gestación a través de la placenta). El virus no se ha detectado ni en el líquido amniótico, ni en el cordón umbilical, ni tampoco en la placenta, ni han sido descritos efectos teratogénicos (malformaciones) causadas por COVID-19 sobre el feto.

 

 

  1. ¿Qué medidas debo tomar como mujer embarazada?

Las medidas recomendadas para las gestantes son las mismas que para la población general:

– Lavado de manos frecuente. Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.

– Al toser o estornudar, es recomendable cubrirse la boca y nariz con el codo flexionado.

– Usar pañuelos desechables.

– Confinamiento domiciliario: evitar desplazamientos y contactos, salvo causas de fuerza mayor.

– Si hay un familiar o conviviente contagiado, este deberá estar aislado y no tener contacto con la mujer embarazada.

 

 

  1. ¿Debo seguir acudiendo a mis citas habituales de control de gestación?

Durante estas semanas de cuarentena domiciliaria se está tratando de reducir al máximo el número de visitas a los hospitales. No obstante, el embarazo constituye un estado especial en el que no pueden retrasarse ciertas pruebas. Si una paciente tiene consulta programada en nuestra consulta, debe estar pendiente de su teléfono porque el médico responsable revisará su historia clínica y sus pruebas y se pondrá en contacto telefónico con ella, siempre que la visita al centro puede ser evitada.

Si no se le contacta telefónicamente, será porque la visita programada no es diferible  y se efectuará con las medidas de seguridad pertinentes. Para minimizar riesgos se recomienda que se acuda sola al hospital, provistas de mascarilla y guantes, si dispusiera de ellos, y extremando las medidas de higiene y el lavado de manos. Es probable que el personal sanitario lleve medios físicos de protección, como guantes, mascarillas, etc. Es por su seguridad, la del equipo que la atiende y la del resto de las pacientes.

 

 

  1. ¿Qué debo hacer si tengo síntomas compatibles con infección por COVID-19 (tos, fiebre o falta de aire)?

Si en cualquier semana de gestación la paciente empezara con fiebre, tos, falta de aire o malestar general asociado a cualquiera de los otros síntomas, deberá llamar inicialmente al número  900 102 112 o al teléfono de la consulta del equipo del Dr. Martín Caballero.

La mayoría de las veces  se trata de una forma leve y solo requerirá  permanecer en casa 14 días de aislamiento. Es recomendable tomarse la temperatura regularmente y beber abundantes líquidos. Si se tiene fiebre se deberá tomar paracetamol de 1 gramo cada 8 horas,  vía oral.

Si se produjera un agravamiento del cuadro con dificultad respiratoria, se  deberá  acudir a urgencias de su Hospital Obstétrico. Cuando llegue a urgencias la paciente debe avisar de sus síntomas para que le pongan mascarilla y se tomen las medidas de aislamiento oportuno hasta que sea valorada por los médicos.

 

 

  1. ¿Si soy positiva por COVID-19, qué va a pasar en el parto?

La vía del parto dependerá de la situación materna y fetal.  Si la madre está grave y se requiere una finalización urgente, la vía más rápida suele ser la cesárea. Esto no difiere de otras condiciones maternas. No es algo excepcional. Se pondrán en activo las medidas de aislamiento  según los protocolos de COVID-19.  No se permitirá el acompañamiento de la paciente COVID-19 positiva,  ni en la dilatación ni en el expulsivo, así como en el ingreso posterior. Se recomienda una epidural temprana para evitar una anestesia general si se produce alguna urgencia. Se realizará pinzamiento precoz del cordón umbilical. No se podrá realizar piel con piel. Tampoco se  podrá recoger sangre del cordón umbilical.

 

 

  1. ¿Si doy positivo por COVID-19, podré dar lactancia materna?

En principio, sí. No obstante, todo dependerá del estado de la madre y del recién nacido, y será consensuado con el Servicio de Neonatología del hospital.

El virus 2019-nCoV no se ha detectado en la leche materna. Teniendo en cuenta los beneficios de la lactancia materna, la madre asintomática podrá continuar amamantando a su bebé, extremando siempre las medidas higiénicas. Deberá usar una mascarilla médica cuando esté cerca de su bebé y lavarse bien las manos antes de un contacto cercano con él.

Si la madre está muy enferma para amamantar, conviene que se extraiga leche para evitar problemas de congestión mamaria. Esta leche podrá ser tomada por el lactante.

Compartir: