La ecocardiografía es clave en la determinación de la severidad de las valvulopatías

Actualmente afectan a un 2,5% de la población y a un 12,5% de los mayores de 75 años

Actualmente el 2,5% de la población general y el 12,5% de los mayores de 75 años padecen alguna enfermedad valvular moderada o severa. Las valvulopatías, que afectan a las válvulas del corazón, son dolencias potencialmente tratables gracias a los avances en las técnicas de cirugía cardiaca. La detección más exacta de sus causas –y, consiguientemente, la posibilidad de prevenirlas- es a través de pruebas ecocardiográficas. Como subraya el Dr. Eliseo Vañó, jefe del Servicio de Resonancia Magnética y TC del Hospital Nuestra Señora del Rosario, “la ecocardiografía en sus diferentes modalidades es la técnica de elección para el estudio de valvulopatías. El TC y la RM se emplean para confirmar el grado de severidad y aportar información complementaria útil para el manejo de los pacientes”.

El Dr. Vañó, que ha codirigido el XIV Congreso de la Sociedad Española de Imagen Cardiotorácica (SEICAT), recientemente celebrado en Madrid, subraya la relevancia de la RM, pues aporta una cuantificación muy precisa de la severidad de la insuficiencia aórtica, así como de la estenosis aórtica, la insuficiencia mitral y las valvulopatías derechas. “En estas y en el resto de las valvulopatías, los hallazgos asociados pueden contribuir a tomar decisiones en el abordaje de los enfermos. De hecho, la fibrosis miocárdica, focal o difusa, se relaciona directamente con el pronóstico”.


El Hospital Nuestra Señora del Rosario estuvo representado en el congreso de la SEICAT, en el que participaron dos centenares de profesionales de España y Latinoamérica, por los doctores José Urbano, Beatriz Cabeza y el propio Eliseo Vañó.

Compartir: