La liposucción, único tratamiento válido contra el lipedema

Lipedema

Lipedema

Según la Dra. Carmen Iglesias, la dieta o el ejercicio físico no remedian esta enfermedad

El lipedema es una enfermedad que, en la acualidad, afecta a entre el 5% y el 7 % de la población femenina. Es progresiva y se caracteriza por un aumento de grasa patológica en miembros, especialmente en las piernas y en los brazos. Según comenta la Dra. Carmen Iglesias Urraca, del Servicio de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora del Hospital Nuestra Señora del Rosario, “casi siempre afecta a mujeres que han tenido sobrepeso en su juventud”. Además, este aumento de volumen es bilateral, simétrico y uniforme en ambas extremidades inferiores. 

A pesar de lo que pudiera pensarse inicialmente, su solución no pasa por someterse a una estricta dieta o machacarse con ejercicio físico. Insiste la Dra. Iglesias en que la  causa del lipedema no es una mala alimentación, por lo que las dietas y el ayuno no lo solucionan. En cualquier caso, apunta, “el sobrepeso y la obesidad deben tratarse por profesionales especializados en programas de ejercicio físico y reeducación de los hábitos alimentarios”.

Necesariamente hay que recurrir a la liposucción: no existe otro modo de acabar con el lipedema. Según detalla esta especialista, esta intervención elimina el tejido graso hiperplásico a través de pequeñas incisiones, devolviendo la forma a las piernas. Con este procedimiento se consigue, igualmente, reducir el dolor y la tendencia al sangrado, así como mejorar la clínica de pesadez. 

Eso sí, según aclara, “existen muchas técnicas de lipoaspiración y no todas son válidas para el tratamiento del lipedema. La más idónea es la liposucción linfática selectiva, pues permite una aspiración de la grasa con la menor agresión sobre el tejido linfático”. La cirujana no recomienda en ningún caso aquellos procedimientos en los que se practica una aspiración con cánulas que producen calor


Compartir: