Los ojos pueden ser una puerta de entrada de la Covid-19 en nuestro cuerpo

oftalmologia post

oftalmologia post

El Dr. Ramón Torres Imaz, del Servicio de Oftalmología, destaca que un 1% de los pacientes contagiados presenta conjuntivitis

El uso de la mascarilla y los guantes está muy extendido entre la población para evitar contagios de Covid-19, pero los ojos también pueden ser una vía de entrada del coronavirus a nuestro organismo. El Dr. Torres Imaz, jefe de Servicio de Oftalmología del Hospital Nuestra Señora del Rosario, señala de la importancia de un buen cuidado ocular en el contexto de la pandemia.

De hecho, se puede transmitir a través del contacto de aerosoles, que son las gotas que expulsamos al estornudar, hablar o toser, con la conjuntiva, que es la parte blanca del ojo. “No es tan frecuente como la vía de la nariz o la boca, pero se ha comprobado que puede pasar. Eso quiere decir que es muy importante el lavado de las manos, no llevarlas a los ojos, no tocarse la boca, la nariz, ni tampoco la cara”, comenta el oftalmólogo, quien no recomienda las gafas protectoras para la población general, salvo en los casos en que se conviva con un caso positivo de Covid-19: “No estaría mal que se utilizaran cuando se le lleve la comida o se realicen otras tareas en la habitación de aislamiento”.

 

¿Cuáles son los síntomas oculares?

Que la Covid-19 se contagie por vía ocular no quiere decir que se desarrollen síntomas oculares. En el caso de que se manifestaran, el más común es la conjuntivitis, que la presenta en torno a un 1% de los pacientes infectados, “pero eso no quiere decir que el virus haya entrado por el ojo”. En cualquier caso, asegura el Dr. Torres Imaz, “se trata de conjuntivitis leves que evolucionan bien a los cuatro o cinco días, lo que tampoco quiere decir que a continuación el paciente deje de ser positivo”.

 

¿Tienen más riesgo las personas con problemas oculares en caso de contagio?

En principio no tienen más riesgo de empeorar la patología ocular previa. El problema que se ha detectado que pacientes con enfermedades oculares que necesitan tratamiento crónico, como una degeneración macular asociada a la edad o un glaucoma crónico, acuden a las revisiones con descontrol de su proceso oftalmológico, como consecuencia de no haber tenido las revisiones pertinentes por las circunstancias generales del estado de alarma. “Ahora que comienza la actividad de consulta y cirugía, es importante que estos pacientes acudan a las revisiones oftalmológicas”, aconseja el Dr. Torres Imaz.

 

¿Es efectiva una adecuada higiene ocular para evitar contagios e infecciones por Covid-19?

Según insiste el especialista, hay dos claves para evitar los contagios a nivel ocular: la higiene de manos y evitar  tocarse la cara. “La personas que usan colirios de manera habitual deben lavarse las manos antes de ponerse las gotas. También es aconsejable utilizar colirios monodosis o, si no es posible, evitar el contacto del bote con el ojo”, aclara.

 

Cambios en el Servicio de Oftalmología del hospital

Actualmente, el Servicio de Oftalmología del Hospital Nuestra Señora del Rosario, que ya está a pleno rendimiento, presenta algunos cambios en su funcionamiento. Como explica el Dr. Torres Imaz, las medidas de seguridad afectan tanto a los pacientes como al personal del servicio: “Además de realizar un cuestionario durante la llamada telefónica previa y a la entrada de la consulta para detectar casos sospechosos, hemos reducido el número de acompañantes, dispuesto pantallas protectoras de metacrilato en la recepción y las consultas, y establecido el uso obligatorio de mascarillas o la desinfección de manos y guantes”. En definitiva, “todas las medidas de protección y seguridad son pocas”, concluye.

Compartir: