Osteoporosis, actuar sobre los factores de riesgo

Osteoporosis

La osteoporosis, enfermedad que provoca la reducción de la cantidad y la calidad óseas, favorece la aparición de fracturas. De hecho, como consecuencia de la misma, uno de cada ocho ciudadanos europeos mayores de 50 años sufrirá una fractura de columna, y una de cada tres mujeres y uno de cada nueve hombres mayores de 80 años se romperán la cadera. De ahí que, en opinión de la Dra. Inmaculada Carvajal, reumatóloga del Hospital Nuestra Señora del Rosario, esta dolencia se haya de percibir como un problema de salud pública frecuente: “El tratamiento de estas fracturas hace que se incremente el gasto sanitario, disminuya la calidad de vida de los pacientes e, incluso, aumenta el riesgo de mortalidad”.

Entre el 70 y 80% del pico de masa ósea viene determinado genéticamente, pero hay unos factores de riesgo modificable que pueden ayudar a prevenir y tratar las consecuencias de la osteoporosis. Estos son: bajo peso, déficit estrogénico (menopausia precoz  o amenorrea prolongada), tabaco y alcohol, hipogonadismo (baja producción de hormonas sexuales en ambos sexos), inactividad física o sedentarismo y enfermedades y fármacos que producen osteopenia.

Factores de riesgo de fractura

Entre los factores de riesgo de fractura se localizan los siguientes:

  • Edad mayor de 65 años(cada 10 años, el riesgo de fractura aumenta entre 1.4 y1.8 veces)
  • Antecedentes personales de fracturas   por fragilidad, en la cadera, vértebras, radio y húmero
  • Antecedentes familiares de fractura en las mismas localizaciones
  • Baja masa ósea
  • Índice de Masa Corporal (IMC) mayor de 20
  • Corticoterapia
  • Hiperparatiroidismo
  • Malnutrición crónica
  • Fracturas

Recomendaciones

Para reducir el riesgo de fracturas, la Dra. Carvajal aconseja seguir estas pautas:

  1. Abandonar el tabaco y evitar el consumo excesivo de alcohol
  2. Evitar el sedentarismo
  3. Alimentación equilibrada, rica en todos los nutrientes básicos; evitar el exceso de proteínas, sodio y fosfatos y asegurar una ingesta adecuada de calcio en la dieta (1.200-1500 mg/día)
  4. Tratar el déficit de vitamina D
  5. Tomar el sol 15-20 minutos diarios
  6. Adecuar el entorno físico(retirar alfombras y objetos que puedan provocar caídas)
  7. Protectores de cadera en personas de especial riesgo

Diagnóstico precoz

Como la osteoporosis es una enfermedad que no da síntomas hasta que no se produce la fractura, un diagnóstico precoz es, según esta especialista, clave para llevar a cabo una prevención y una estrategia de terapéutica. El diagnóstico se hace  con una correcta historia clínica, una exploración del paciente, una analítica general y una radiografía de columna. Pero la prueba más adecuada para diagnosticarla es la densitometría ósea (DMO), que detecta la enfermedad, valora el riesgo de fractura y evalúa la eficacia del tratamiento.

Compartir: