Patologías quirúrgicas en tiempos de confinamiento por Covid-19

patologias quirurgicas post

patologias quirurgicas post

Como asegura el Dr. José Perea, cirujano del Hospital Nuestra Señora del Rosario, es necesario ser atendido ahora de ciertas patologías para evitar complicaciones posteriores

Vivimos tiempos extraños, nuevos, complicados. Por desgracia, la situación provocada por la pandemia del coronavirus ha cambiado nuestras vidas en muchos aspectos. El escenario va gradualmente cambiando,  pero es muy importante tener en cuenta aún todas las medidas de protección para evitar nuevos contagios, y si es posible, conocer la situación serológica de cada uno de nosotros para poder afrontar de manera coherente ciertas conductas. Más allá de los lógicos miedos y  preocupación, desde el punto de vista quirúrgico, como asegura el Dr. José Perea García, especialista en Cirugía General y en Proctología del Hospital Nuestra Señora del Rosario, “es esencial no olvidar que, aparte de las asociadas al virus, otras patologías surgen como habitualmente lo hacen y si no se les da la importancia que requieren, algunas situaciones leves o prevenibles pueden dar lugar a escenarios más avanzados y de soluciones, en algunos casos, más complicadas”.

 

Existen patologías, como son las infecciosas que, en caso de no ponerles tratamiento antibiótico, empeorarán, del mismo modo que si no se intervienen de forma precoz, las complicaciones posteriores se harán más frecuentes. Según el Dr. Perea, “este sería el caso de las apendicitis agudas, las colecistitis agudas o las diverticulitis agudas, dentro del cuadro denominado abdomen agudo, que en muchos casos se han de intervenir”. En lo que respecta a la patología proctológica, están los abscesos precoces que, en caso de que se dejen evolucionar sin tratamiento, pueden provocar las subsiguientes fístulas anales.

 

Identificación precoz de patologías graves

En opinión del especialista, el miedo no debe llevar a pensar que algunos procesos carecen de importancia alguna, como los sangrados por el ano o las alteraciones del tránsito intestinal persistente. En estos casos, aplicando medidas poco invasivas se descartarían  patologías más graves y si existiera tal gravedad, se identificarían de manera precoz. “Tampoco hay que olvidar las patologías crónicas que, sin ser malignas, condicionan de forma importante la calidad de vida, como las hernias de pared abdominal o las fisuras anales, cuyo manejo precoz permite definir un tratamiento más resolutivo en un corto periodo de tiempo y, por tanto, resolver el problema antes y de manera más eficaz”, afirma el Dr. Perea García.

 

Absoluta seguridad para el paciente

Es importante indicar que, actualmente, en los centros hospitalarios en general, y en el Hospital Nuestra Señora del Rosario en particular, se han tomado todas las medidas de seguridad requeridas para evitar cualquier tipo de riesgo de contagio, por lo que acudir a ellos no solo es posible, sino que tal vez sean los sitios donde menos riesgo exista de contagio. “Con la precaución proporcionada que requiere la situación actual, en este momento es seguro, y en muchos casos necesario, acudir al hospital, lo que conllevará adoptar soluciones más eficaces a los problemas de salud o tomar medidas que eviten más adelante la aparición de situaciones más complejas”, subraya el cirujano general y del aparato digestivo.

Compartir: