¿Qué es el puerperio?¿Qué ocurre en el cuerpo de la mujer?

Alimentación Saludable Embarazo

embarazo

Se denomina puerperio al periodo comprendido entre el parto hasta la aparición de la primera menstruación. Este periodo duele durar entre 6-8 semanas (40 días como media)

 

Cronológicamente se divide en:

 

  • Puerperio inmediato: Comprende las primeras 24 horas postparto
  • Puerperio clínico: Hasta el séptimo día del parto
  • Puerperio tardío: Desde el octavo día hasta la primera menstruación

 

Alteraciones anatómicas en este periodo

 

Durante este periodo tras el parto se producen dos tipos de cambios en la mujer.

 

      • Cambios locales
        • Involución uterina: tras la expulsión de la placenta, el útero se contrae, pudiendo ayudar nosotros a su involución con un suave masaje en fondo el uterino, que se encuentra aproximadamente a dos dedos bajo el ombligo. El objetivo también es que el útero vuelva a su posición y tamaño normal
        • Involución del cérvix
        • Involución vulvo-vaginal: la elasticidad vaginal hace que ésta pueda recuperar rápidamente su calibre normal. La vulva aparecerá edematosa y congestiva. La cicatrización de la episiotomía se completará en aproximadamente 7 – 10 días (salvo que se complique con hematomas o procesos infecciosos).
        • Loquios: se llama así al exudado genital del puerperio constituido por hematíes, células deciduales y descamaciones del endometrio y cérvix. Hay tres tipos de loquios:
          • Loquios rojos:compuestos por hematíes hasta el tercer día.
          • Loquios amarillos:del tercer al sexto día donde preodominan los leucocitos
          • Loquios blanquecinos:hasta el décimo día, dónde predominan leucocitos, exudados de la herida y gérmenes saprófitos

          La persistencia durante más tiempo, un aumento en su producción o la existencia de olor fétido nos pondrá en alerta.

        • Musculatura perineo-abdominal:la tonicidad se recupera paulatinamente. La diástasis (separación) de los músculos rectos del abdomen es frecuente.
  • Cambios generales
      • Temperatura: lo normal es que se mantenga entre 36,5º y 37º. Cualquier elevación de temperatura que supere 38º en dos tomas sucesivas separadas ocho horas nos debe hacer pensar en un proceso infeccioso.
      • Frecuencia cardiaca, tensión arterial y pulso:la frecuencia cardiaca tiende a disminuir y la tensión arterial se mantendrá en cifras normales. Hay que estar alerta ante una taquicardia o elevación de la tensión arterial.
      • Sangre:debido a la pérdida sanguínea tras el parto se produce una anemia. Si la anemia es severa requerirá aporte de sales ferrosas o transfusiones sanguíneas.
      • Sistema urinario:son frecuentes los episodios de retención urinaria por hiperdistensión de la musculatura. Cualquier mujer que no haya orinado a las 12 horas del parto debe someterse a sondaje vesical.
      • Aparato digestivo:por la rápida distensión del tracto gastrointestinal se produce hipotonía (disminución de la tonicidad muscular) favoreciendo el estreñimiento y pesadez postprandial.
      • Piel y mucosas:las estrías cutáneas (si las ha habido) adquieren una tonalidad nacarada. Las zonas del cloasma gravídico (manchas faciales)se irán aclarando.
      • Peso:tras el parto se perderán entre 5 y 6 kilos.
      • Aparato respiratorio:la respiración se normaliza y vuelve a ser abdominal.
      • Metabolismo:con los carbohidratos se producirá una tolerancia aumentada a la glucosa, no debiendo dar un diagnóstico de diabetes hasta la normalización de este estado temporal.

     

    Dra. Carmen Herrera, ginecóloga del Hospital Nuestra Señora del Rosario

Compartir: