¿Tiene beneficios masticar chicle?

chicle hnsr

chicle hnsr

El Dr. Agustín Soria, odontólogo, detalla las ventajas e inconvenientes de la goma de mascar

Seguramente, todos hemos masticado chicle alguna vez en nuestra vida. Y muchos seguiremos manteniendo este hábito. ¿Resulta beneficioso o perjudicial para la dentición y la articulación temporomandibular?  Según asegura el Dr. Agustín Soria, odontólogo del Servicio de Cirugía Oral y Maxilofacial y Odontología del Hospital Nuestra Señora del Rosario, en un artículo publicado en el suplemento Bienestar, del diario ABC (lo puedes leer aquí),  mascar chicle «es beneficioso siempre y cuando no sea en exceso, tanto en el número diario como en la cantidad de chicles masticados de una vez», ya que hay que tener en cuenta, entre otras cosas, el tipo de azúcar que contiene y la consistencia o la dureza de la goma de mascar.

Una ingesta y masticación o trituración de alimentos no suele superar los 30 minutos, por lo que la masticación de un chicle no debería superarla tampoco, comenta el odontólogo, quien recuerda que la anatomía de nuestros dientes está diseñada para la trituración de alimentos y no para mascar o rumiar superficies planas, por lo que masticar chicle no resulta natural fisiológicamente hablando. Según este especialista, la goma de mascar tiene ventajas, pero también presenta inconvenientes.

 

Ventajas de masticar chicle
  • Actúa como efecto estimulante en la producción de saliva.
  • Reduce la acidez en la boca y el estómago debido al aumento del flujo salival.
  • Mineraliza los dientes gracias al calcio y al hierro.
  • Si presentan xilitol, inhibe el crecimiento de bacterias.
  • Mitiga el estrés.
  • Aumenta la concentración ya que incrementa el flujo de sangre en el cerebro.
  • Ayuda a ventilar el oído.
  • Suprime el apetito.

 

Inconvenientes de la goma de mascar
  • Efectos cariogénicos si contiene azúcares puros o en gran cantidad.
  • En exceso puede producir gastritis, cólicos y gases.
  • En exceso puede ocasionar abrasiones o desgastes dentales.
  • En exceso genera sobrecarga en la articulación temporomandibular.
  • En exceso provoca sobrecarga e hipertrofia muscular.
  • En exceso puede producir cefaleas.

Por último, el Dr. Manuel Villapún, responsable de la Unidad de Endoscopia Digestiva del Hospital Nuestra Señora del Rosario, apunta que “masticar chicle puede ser bueno para generar saliva o disminuir el sarro, pero sí que genera gases porque hace que deglutas más aire del habitual”.

Compartir: